Salto de Página

Diástole

Diástole: Un chute literario Para todos aquellos que nos dedicamos a las letras, cuando somos lectores agradecemos (casi exigimos) que el leído haya afilado su espada. Como bien me dijo Jack Ketchum (perks del oficio) se distingue muy bien a un “hamburguesero”, a un tipo de prosa-palomita, de aquel que ha afilado su espada. El gran Musashi Miyamoto (ese Aristóteles nipón al que tanto debía estudiarse y al que tanto se desconoce por estas tierras) lo expresó también con claridad absoluta: 10000 horas de entrenamiento transforman a cualquier persona en maestro de la disciplina. El talento del que partiera es lo de menos. Las horas, el sudor, el superarse uno mismo, el afilar la espada, en definitiva, es lo único que cuenta. Esta visión, tal vez algo parcial, no deja de encerrar una gran verd...

A timba abierta

Debutar en el género negro y hacerlo de esta forma no es de lo más sencillo, pues la novela es de una calidad muy por encima de la media. Es todo un aldabonazo sobre las cabezas de los amantes a la novela clásica de género, pues esta narración cuenta con todos los elementos para considerarla como tal. Posee policías, inspector privado, ambiente negro o sencillamente realista, mafiosos, mujeres guapas, ex mujeres de genio indomable, camareros persuasivos, chivatos profesionales, ácratas, o lo que es lo mismo un mundo de muy variopinto pelaje, todo rodeado de la ciudad, de Madrid, del centro de la ciudad, de ese territorio tan añejo como imprescindible, donde la delincuencia y el alma palpitante de la ciudad conviven. Si en algún momento se consideró que el binomio, detective privado con pro...

Cenital

Emilio Bueso vuelve al escenario literario con una nueva carga de profundidad, una de esas novelas que seguro se guardarán en la memoria del lector arriesgado que necesita algo más que una aventura de supervivencia: “No entiendo qué demonios hace la gente con historias sobre el Apocalipsis zombi mientras el mundo real se cae a cachos. ¿Qué pasa, que para afrontar la realidad que nos envuelve sí nos hacen falta las metáforas?” Un futuro cercano, quizá demasiado cercano, en el que la sociedad transcurre por cauces opuestos a lo que se podría denominar como “mundo ideal”. Si nos ceñimos a la definición del término distópico (los textos basados en distopías surgen como obras de advertencia que muestran las tendencias actuales extrapoladas en finales apocalípticos), podría asegurars...

Lost Password

Register

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te informaremos de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.