Novela Negra

Echo Park

Policías norteamericanos, FBI, asesinos en serie, casos olvidados, muertes, armas de fuego, Los Ángeles y el detective Harry Bosch. Mezclen estos datos, revuélvanlos a modo de un cóctel, agítenlos con cierta lentitud y tendrán lo que es una buena novela. Otra cosa sería hablar del género, porque el policiaco le queda corto y el negro largo. Se acerca mucho más al thriller que tan bien ejecutan ciertos escritores norteamericanos. En los que se detecta unos paralelismos que poco a poco van perdiendo frescura, como es el caso del asesino en serie, una figura que vemos con demasiada frecuencia, que el cine, libros, incluso series ha conseguido implantar en nuestro imaginario popular pero que a la hora de la verdad tampoco tiene un gran recorrido, como es el caso. Connelly entra en esa trama pe...

Cosecha roja

-De manera que ése es el método científico de trabajar que tenéis los detectives. La verdad, considerando que eres un tipo gordo, cuarentón, que no se casa con nadie y testarudo, tienes la manera de trabajar menos concreta de todas las que conozco. -Los planes están bien algunas veces. Y otras, lo que está bien es simplemente remover las cosas; está bien si eres lo suficientemente duro para sobrevivir y conservas bien abiertos los ojos para poder ver lo que te interesa cuando sale a la superficie. Poisonville, el retrato de una ciudad envenenada. Y lo importante no son las luchas entre gansters ni los asesinatos, venganzas y traiciones que vemos a lo largo de la novela, sino ver cómo el veneno va penetrando en el protagonista hasta que parece que la ciudad realmente le domina. Quería limpi...

Manda flores a mi entierro

Para Tana Marqués, “Arsénico por compasión” es la mejor película de todos los tiempos. Y Gloomy Sunday, la mítica canción compuesta por Rezsö Seress a la que se atribuyen más de cien suicidios, su tema favorito. Porque Tana, además de dirigir una floristería, ejerce una segunda actividad mucho más lucrativa: el suicidio de aquellos clientes que, previo pago, han decidido contratar sus servicios por no ser capaces de quitarse la vida por sí mismos. Una profesión que no le da demasiados quebraderos de cabeza hasta que a su madre, a la que no ve desde hace quince años, se le ocurre la brillante idea de contratar los servicios de un policía para que localice a la hija con la que dice querer retomar asuntos que quedaron sin cerrar en el pasado. “Manda flores a mi entierro̶...

  • 1
  • 2

Lost Password

Register

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te informaremos de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.