Share This Post

Libros de Terror

Los caminantes 3: Hades Nébula

Los caminantes: Hades Nébula

Parece que fue ayer. ¡Qué gran verdad esconden estas cuatro palabras! Parece que fue ayer (y ya han pasado casi dos años y medio) cuando leí por primera vez la pequeña sipnosis de una historia que transcurría en Málaga y que un servidor se aventuró a escribir a un señor llamado Carlos para interesarse por ella y hacerle una entrevista, así como leer la novela y reseñarla, por supuesto. En todo este período de tiempo transcurrido desde ese día, no sólo ha escrito dos novelas más sobre ese grupo de supervivientes malagueños, sino que el mundo virtual se ha traspasado y hemos trabado una buena amistad, conociéndonos en persona, siendo participe de la confección de la segunda parte de Los caminantes, así como formando parte de sus lectores cero, y siendo confidente en algunas ocasiones. Por ello, al llegar a leer esta tercera parte, y definitiva (no sé si ponerlo entre interrogantes), podría decir que se han mezclado dos sentimientos contrapuestos. Por un lado la tristeza de cerrar de alguna manera una historia que formará parte para siempre de mi vida, y por otro de la alegría que siente uno cuando sabe que Carlos no ha parado aquí, y que en breve tendremos oportunidad de conocer su buen hacer fuera del género zombi, y primero en formato ebook, con Edén interrumpido, y esperamos que a finales de año con La hora del mar.

Así pues, si notáis algo de emoción en estas líneas, no será para menos.

Si digo que tenía cierto temor por ver cómo era capaz de cerrar las aventuras de los supervivientes de Carranque, no engaño a nadie. Estoy acostumbrado a leer muy buenas primeras partes que poco a poco decaen, y sin embargo, con Carlos ha sido diferente. Poco a poco y con el paso de las páginas, el nivel literario de cómo cuenta las escenas de estos personajes ha ido in crescendo, algo que se ve de manera notoria entre la primera y la segunda novela, y que en esta tercera ocasión sigue manteniendo, haciendo verosímil y ajustado el final de la misma. Aunque seguro que más de uno aportaría un final diferente. Pero como el que manda es Carlos, él ha apostado por este y me quito el sombrero.

En esta ocasión son varias las diferencias que existen entre sus hermanas y este cierre. Una de ellas es que Aranda se queda en un segundo plano y no es el personaje principal o que mayor peso soporta en el dramatis personae. Seguimos conociendo su evolución, pero el foco se traslada hacia los compañeros que ahora subsisten en la Alhambra de Granada. También tenía otro pequeño temor, y es que la aparición de Gabriel y Alba en la segunda novela, fuese de nuevo utilizado para causarnos esa dosis de ternura necesaria en todo drama humano, y de esta forma, que se volviese una trama algo pastelosa. Pues no, ambos siguen creciendo en esos días difíciles y apareciendo en los momentos justos, sin ser excesivos. Punto positivo por este lado.

También me parece muy acertada la manera en que Carlos juega con nuestros sentimientos, sin hacerlos “gominolas”, es decir, cómo hacer girar la historia para que la sorpresa que nos ofrece nos la creamos, nos regocijemos con ello y sonríamos ante la astucia del autor. Los relatos que esconden sus páginas y que son la vida y milagros de la vida pasada de los personajes, o subtramas que parecen histriónicas (por ejemplo la del grupo del mejicano) y que serían la vertiente absurda de ese mundo en que se ha transformado el día a día del ser humano. Cómo nos transporta a otras épocas de la vida del hombre en que éste no era sino un mero número y que se podía experimentar con él y aniquilarlo al antojo de alguien que se creía una raza superior. Y en Hades Nebula se añade un elemento a la ecuación, el ejército.

Así pues esta tercera entrega es una progresión adecuada en el currículo literario del escritor malagueño, y globalmente, la trilogía de Los caminantes es un referente a todas luces de cómo se debe o se puede tratar un género sin abusar de los tópicos, dotándolo de ritmo y de un perfil diferente a lo que se viene haciendo hasta ahora. Triste por su término pero a la vez contento de ver que es posible satisfacer al lector, al cliente, con una historia sencilla y sobre todo, bien contada. Porque Carlos sabe contar historias.

Lo demuestra con sus próximas aventuras. Y lo afirmo con conocimiento de causa.

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te tendremos al tanto de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Lost Password

Register

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te informaremos de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.