Share This Post

Libros de Terror

Largas Noches de Lluvia

Portada Largas noches de lluvia

Resumen de Largas noches de lluvia

Todos los pueblos guardan secretos. Atesorados durante generaciones, crecen como el musgo en los rincones sombríos: en los sótanos húmedos de las casas, en las habitaciones cerradas, o en los silencios incómodos. Secretos a veces banales y en ocasiones horribles, pero siempre presentes en una comunidad pequeña donde todo se sabe, pero nadie sabe nada.

En 1967 Rogelio Villanueva regresa a su pueblo, tras más de dos décadas en paradero desconocido, para hacerse cargo del negocio familiar. Meses más tarde, su cadáver aparece desangrado en la bañera de su casa.

Diez años después, David, un adolescente solitario, convence a su hermano menor para que le acompañe al bosque que rodea la aldea, con la secreta intención de darle muerte en una cueva abandonada.

Ya en nuestros días, un psicólogo es testigo de una confesión perturbadora, cuando su nuevo paciente le habla de la lupa que recibió en su octavo cumpleaños y del macabro uso que hizo de ella.

Crítica

Han pasado muchos meses desde que disfruté sobremanera con la anterior antología de Marc R. Soto, El hombre divergente, y como un yonqui de las letras podría decir que ya tenía “mono” de leer algo enteramente suyo. Si bien es cierto que pudimos tener pequeños bocados en diferentes recopilatorios, como el de Aquelarre (Salto de Página), donde pudimos volver a leer el relato que define a Soto por antonomasia, Gatomaquia (relato que por otro parte leo y releo cientos de veces), lo que mi estómago voraz quería digerir era a toda costa una nueva “delicatessen” del autor cántabro afincado en Madrid.

Para esta ocasión, el chef ha escogido tres platos de textura diferente ,ya que el entrante es un relato corto, Sueño de nieve y barro, el primer plato es un relato algo más extenso, La sonrisa del reloj y como segundo plato se acerca a la novela corta, Largas noches de lluvia, que propiamente sirve de título a la recopilación. Todo perfecto y bien aderezado, dándole al comensal un primer relato suave para que vaya saciando el apetito, un segundo con condimento y excepcional (ya tengo otro relato para leer y releer como Gatomaquia), y una parte final del ágape como mandan los cánones, con “chicha” y punto final.

El relato de Sueño de nieve y barro se sitúa en 1977 y nos habla del odio que tiene un niño hacia su hermano menor, y nos irá llevando a la situación final, donde de una manera sorpresiva para el lector, nos dará el golpe de gracia y todo aquello que no habíamos podido captar en las escenas precedentes, nos hace que terminemos deseosos de continuar con el siguiente relato. Y es cuando llega La sonrisa del reloj, que en este caso se data en el 2010. Aquí es el relato que vuelve a mostrar lo que Soto es capaz de hacer con aquel que quiera sentarse a leer sus historias, llevándolo de la mano por los senderos que él quiere y precisa, y cunado llega a la parte final, suelta esa mano conductora y nos deja a merced del desenlace, donde se produce el estallido de sabor “made in Soto”, y es aquí donde uno cierra el libro y no puede sino recapacitar sobre lo leído y relamerse y volver a notar ese regustillo de bien comido.

Con Largas noches de lluvia, que nos lleva a 1967, nos encontramos ante ese pueblo que a buen seguro todos hemos tenido, o bien para pasar los fines de semana o bien para algunas vacaciones, como ha sido mi caso, y es fácil reconocer en los personajes que van a apareciendo en esta novela corta (o relato largo, según se mire) a aquellos vecinos que podemos haber saludado cualquier día en nuestros paseos. Es uno de esos intentos del autor por desarrollar historias de más calado, de mayor extensión, y como sucediera en la de el hombre divergente, lo hace con buenas maneras literarias, augurando próximas aventuras literarias en forma de novela, aunque de hecho, uno de los proyectos en los que está trabajando actualmente sea la segunda de estas largas noches, que termina con una tercera entrega para conformar un tríptico literario que se vertebra en torno a ese terror tan cotidiano con el que nos hemos acostumbrado a tratar y que sin embargo no deja de asustarnos siempre que sea posible.

Cuando tras una comida que nos llena, el camarero se acerca para preguntarnos por el postre, uno no suele hacer uso del pecado de la gula y prefiere tener una buena digestión antes que atiborrarse, porque los buenos bocados se degustan en la tranquilidad posterior cuando rememoramos los sabores que hemos podido paladear. Es por ello que es preferible no tomar ese postre y frotarse las manos pensando en que pronto podamos disfrutar de otra interesante y apetitosa antología salida de los fogones literarios de Marc.

Ficha Técnica

Título: Largas Noches de Lluvia

Editorial: Viajes a Bizancio

ISBN: 978-84-937272-9-1

Autor: Marc R Soto

Páginas: 132

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te tendremos al tanto de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.

Share This Post

1 Comment

  1. Esta interesante el libro
    Oigan me pueden recomendar un libro de terror amm como para no dormir en semanas :3 por favor

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Lost Password

Register

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te informaremos de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.