Share This Post

Literatura Fantástica

Heredero de la alquimia

Portada Heredero de la Alquimia

Con David Mateo me pasa una cosa bastante curiosa. Aunque si bien es cierto que, como él mismo me recordaba, ya tenía un libro de relatos de terror, la casi totalidad de lo publicado por David se centra en el género de la fantasía. Y bien, este año 2011 el autor valenciano tiene previsto lanzar al mercado dos novelas de terror, Carne muerta (Dolmen) y Noches de sal (Grupo AJEC). Lo curioso es que muchos lectores han leído sus novelas de fantasía y van a descubrir su lado terrorífico y yo, por el contrario, he tenido la oportunidad de leer y comentar los manuscritos de esas dos novelas y con Heredero de la alquimia he descubierto el lado fantástico de este buen hombre. Es decir, he hecho el camino inverso en su bibliografía.

Si bien es cierto que con aquellos dos manuscritos descubrí una excelente forma de contar una historia (con sus diferentes subtramas), se puede decir que cuando David entra en su elemento más prolífico, la fantasía, esa faceta se desboca. Y lo hace porque da rienda suelta a su imaginación y dota a la trama de una continua fuente de personajes, decorados y situaciones que hacen que aquel lector atrevido que ose traspasar la portada (magnífica ilustración realizada por Elena Dudina) en pocas páginas no pueda escapar de ella.

Apoyándose en dos personajes centrales, la sunu Neferet y su aprendiz Akbeth, en la investigación que llevan a cabo respecto a unos hechos que acontecen en una tierra lejana a su origen y que son requeridos a acometer, añadiendo secundarios que tienen su efecto en mayor o menor medida, pero que todos ellos tienen su hueco en la trama y, sobre todo, la logística que les plantea el autor, es decir, los diferentes paisajes y tierras por las que circulan, sumado todo esto, da opción a hacerse una pequeña idea de todo lo que contiene Heredero de la alquimia.

En alguna ocasión, sí es cierto, la incontinencia a la hora de contar la historia hace que David se extienda en demasía, sobre todo cuando se trata de adentrarnos en la cultura de los diversos dioses que pueblan los diferentes parajes por los que transcurre la investigación. Se hacía un poco cuesta arriba leer estos pasajes.

Señalar, así mismo, que si bien su función no es de ser una novela histórica con fantasía, las culturas, pueblos y religiones que se pueden ir reconociendo, pasan por dejar al lector un buen poso de conocimiento. Ya digo que no es su función principal, que no es otra que la de intentar transportar al lector fuera de sus rutinas diarias y que por unas cuantas páginas seamos capaces de trasladarnos al lado de Neferet y Akbeth en su viaje.

Descubrir al David Mateo que se esconde tras las líneas de Heredero de la alquimia ha sido un viaje tonificante. Quizá haber leído sus próximas novelas de terror no me dejaba imaginarlo abriendo horizontes, adentrándose en tierras inhóspitas, ya que el terror suele ser más localizado geográficamente hablando. Pero con esta novela me ha dado muestra de que no solo es capaz sino que lo consigue.

Y durante 655 páginas he vivido magia.

Sinopsis

Más allá de la Pentápolis, en la tierra de la sal, donde los señores de Sodoma y Gomorra amasan sus riquezas y disfrutan de las mujeres más lascivas, comienza el rastro del alquimista. La maestra sunu Neferet y su discípulo Akbeth están dispuestos a seguirlo, aunque para ello queden atrapados en una telaraña de horrores que les sumergirá en un juego de dioses y falsos profetas.

El equilibrio del mundo está a punto de romperse. Elohím creó en la antigüedad los moldes divinos de las razas que pueblan los remotos dominios de Pangea y los dispersó a su voluntad. Muchos siglos después, extrañas criaturas asaltan las playas del Valle del Siddim y propagan la muerte entre los recolectores de asfalto que pueblan el Mar de la Sal.

La maestra sunu Neferet y su fiel discípulo Akbeth se embarcan en una cruzada que les llevará desde las fastuosas urbes de Sodoma y Gomorra hasta lo más profundo de Mesopotamia en busca de una verdad que podría sacudir los cimientos del mundo que conocen.

Embárcate con David Mateo en una aventura inolvidable por los recovecos de nuestra historia. Un mundo de egipcios y sumerios donde la sangre empaña la tierra del desierto y amenaza con llegar hasta los mismísimos cimientos de Jericó.

Autor

David Mateo nace en Valencia (1976). Autor de novelas de género fantástico. Cuenta con cinco títulos entre su repertorio: «Nicho de reyes», «El último dragón», «Encrucijada», la novela juvenil «El susurro del bosque» y la recopilación de cuentos Perversa.

Colaborador de la revista de cine «Scifiworld» y de varios diarios de la Comunidad Valenciana. En el 2009 publica el libro ilustrado «Valencia CF, xé que bo» en el que se realiza una mirada desenfadada y dinámica a los casi cien años de historia de la institución valenciana.

Trabaja como animador sociocultural y gestor de eventos literarios para diversas entidades públicas y privadas. Ha dirigido dos revistas dedicadas a la literatura fantástica y a lo largo del 2011 sus obras comenzarán a ser publicadas en el mercado francés.

Heredero de la alquimia
David Mateo Escudero
Ilarión Ediciones
Serie Fantasía
655 páginas

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te tendremos al tanto de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Lost Password

Register

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te informaremos de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.