Share This Post

Libros de Terror

Gangsters Zombies

Gangsters Zombis

Que los zombies llevan un buen tiempo de moda es innegable; incluso la literatura más clásica ha caído rendida a sus pies: Orgullo y prejuicio y zombies (Pride and prejudice and zombies (Seth Grahame-Smith, 2009), La casa de Bernarda Alba Zombie (Jorge de Barnola, 2009), Quijote zombie (Hazael González, 2010), LaZarillo: matar Zombies nunca fue pan comido (Lázaro González Pérez de Tormes, 2010). Otros títulos ya ni los menciono por ser conocidos por todos y haber convertido la letra Z en sinónimo absoluto de zombie. Muchos conocemos la historia de los zombies clásicos procedentes de las tradiciones africanas y llegadas a Haití mediante el tráfico de esclavos y, desde allí, hasta la zona francófona de Estados Unidos, la eternamente santera y en cierto modo temible Nueva Orleans. Pero, ¿qué es un zombie según la tradición actual?

El zombie, si bien la RAE sólo reconoce el término “zombi”, es una persona ya fallecida que ha sido reanimada por arte de magia u otros medios (por ejemplo en Herbert West: Reanimador (H.P. Lovecraft, 1922) emplea en un suero que trae de nuevo a la vida a los muertos. Con las excepciones de cada autor, generalmente todos presentan las características comunes de haber perdido todo raciocinio, el don de la palabra, sus movimientos son lentos y torpes y su fuerza mayor que cuando estaban vivos. Su fuerza radica en el grupo y un simple arañazo o un mordisco es suficiente para ser contagiado con el virus, bacteria o maldición que corre por sus venas. Un detalle especialmente importante es que todos ellos son antropófagos y, la gran mayoría, buscan devorar el cerebro de los vivos para sobrevivir, un manjar a sus ojos.

Y así llegamos al libro de Roberto J. Rodríguez, Gangsters Zombies. La obra emplea el narrador en segunda persona, donde cada capítulo es visto desde la óptica de un personaje diferente. Un ejemplo brillante de este tipo de narrador lo encontramos en Aura (Carlos Fuentes, 1962). Según mi humilde opinión no parece el tipo de narrador más acertado porque, ¿para qué contar a alguien lo que está viviendo en primera persona? ¿No cabría suponer que ese alguien conoce propios sus actos mejor que nadie? Suele ser un recurso literario para que el escritor pueda hacer mentir a sus personajes mientras estos creen estar diciendo la verdad al lector o intentar meter a este en la piel del personaje, algo difícil y meritorio que sólo por el hecho de intentarlo ya cuenta con mi respeto aunque no haya logrado, en mi caso, tal objetivo.

El libro está dividido en treinta capítulos cuyos títulos dependen del personaje que sea centro de la acción: James, Thimoty, Amy, John, el sheriff Cuesta, Marie, Matt y Billy. Un grupo de ladrones, James, Peter y Frank, llevan a cabo un robo en un banco aprovechando un desfile. La situación se desmadra y se abre un tiroteo en el que varias personas mueren. Pero uno de los cadáveres se levanta y mata a Frank, devorando sus entrañas. La acción cambia a Timothy, trabajador de una gasolinera, universitario frustrado y liado con una mujer casada. Su amigo y compañero de trabajo Roy llega a toda velocidad en coche y le obliga a subir mientras le cuenta que, durante el desfile, una neblina verde hizo que la gente se enfrentara como bestias. Incluso tuvo que matar a Amanda, la chica con la que iba, cuando comenzó a cambiar.

Así, uno a uno, los personajes se van incorporando a la historia, que evidentemente facilita nexos entre ellos. La anciana Amy y su hijo desaparecido en la guerra y John tratando de rescatar a la mujer de su vida de manos de una criatura salvaje con forma humana. El sheriff Cuesta y su ayudante Billy, tratando de mantener un orden que ya se ha perdido. Marie, que trata de localizar al médico mientras su marido se comporta como un perro con la rabia y el joven Matt, que acaba de quedarse huérfano e incluso tuvo que ayudar a su madre a morir. Y el propio Billy, el ayudante del sheriff que ya conocemos, que parece ser el único en admitir desde el primer momento que todo se ha ido al infierno y no merece la pena permanecer en ese lugar ni un segundo más.

En torno a todos ellos gira la historia de la extraña pandemia que transforma a los hombres en zombies aunque, tal y como dice la contraportada, es James y sus ocho capítulos la verdadera columna vertebral sobre la que se sostiene la historia. Es el personaje que aparece más veces y cuyas desventuras más interesan al lector. El final, que por supuesto no pienso contar, es uno de los más clásicos del género y con el que el mismo George A. Romero se frotaría las manos. Recordemos, no obstante, que la importancia de la novela radica en sus personajes siendo el propio relato casi (repito, casi) una mera excusa para que sus personajes puedan exponer sus pensamientos, sus opiniones y su interior más oculto. En algunos con más acierto que en otros, como es normal suponer, aunque personalmente les encuentro bastante tridimensionales.

Entiendo que puede ser mi problema, pero no puedo evitar leer Gangsters Zombies sin pensar en los antiguos libros de “Elige tu propia aventura” por esa segunda persona como narrador. Además el texto contiene algunas pequeñas faltas de ortografía a las que podríamos quitarles importancia si no fuese porque además existen cambios de número entre el sujeto y el predicado de ciertas oraciones. Los signos de puntuación, especialmente las comas, son bastante discutibles al pausar la lectura en momentos donde, con sinceridad, no lo considero necesario. Todos estos elementos hacen chirriar el texto, no permitiendo disfrutar de él por completo. Y es una pena, porque tiene muchos aspectos positivos, como la profundización en la psicología de los personajes.


Título: Gangsters Zombies
EDITORIAL: Galisgamdigital
ISBN: 978-84-15111-69-6
Autor: Roberto J. Rodríguez
Páginas: 250

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te tendremos al tanto de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Lost Password

Register

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te informaremos de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.