Share This Post

Libros de Terror

El Coleccionista

Portada El coleccionista

Si pusiéramos en un crisol todos los datos que tenemos sobre los asesinos en serie, bien conseguidos por medio de novelas, películas o series, casi todas de procedencia norteamericana, agitáramos a modo de cóctel y lo sirviéramos en una elegante copa nos daría el mismo sabor que esta novela.
Apenas se diferencia de sus homólogas americanas, salvo en la procedencia del autor y en la situación geográfica que sitúa la narración, Nueva Zelanda y más concretamente en una ciudad de mediano tamaño de aquella tierra.

Los elementos más clásicos de los asesinos en serie aparecen sin cesar, la colección de objetos y personas, los elementos más desagradables, los antecedentes del sujeto, en fin toda una caterva de datos que a estas alturas ya están demasiado manidos.

La novela partiría de una premisa buena y era adentrarse en la psicología de un sujeto de tal característica, pero el intento queda, desgraciadamente, en eso, pues lo que recorren las páginas del libro no son más que tópicos y escenas que en más de una ocasión hemos visto por la televisión o el cine.
Incluso el co-protagonista, un ex policía que acaba de salir de la cárcel, nos recuerda a otros libros y otras películas. Además la ciudad donde sitúa la narración y su carácter delictivo, exagerado pues parece Nueva York de los años 70, no hace ningún bien ni a la novela ni a la narración.
El escritor tiene mañas, escribe con solvencia, incluso con cierta sencillez que posibilita una lectura fácil, maneja con soltura las claves de la intriga y del thriller y no tiene reparos en dar algún golpe de efecto para que la narración sea más solvente. Pero desgraciadamente la concepción de la novela no permite lucimientos y el autor, en este caso, es presa de esa repetición de la que hemos hablado.

Tampoco es un libro duro, que refleje con claridad hechos luctuosos, tiene momentos de cierta violencia pero no es una clave en la trama ni tampoco busca el autor introducir semejantes alicientes.

La editorial ha realizado un trabajo profesional y muy digno, saben trabajar y lo demuestran creando una obra a la medida de lo que desean, algo que aunque parezca sencillo es más complejo de lo que pudiera presuponerse en un primer momento, pero Grijalbo sabe de qué va su negocio.
En definitiva es una narración para el gran consumo, para leer sin pensar mucho y tampoco detenerse a analizarlo. Bien construida, bien ideada pero que repite, ya en demasía, los mismos elementos que hemos visto en otros lados. No se busca a un lector crítico sino simplemente que use el libro para pasar un rato o leerlo en el viaje en metro.

Título: El coleccionista
EDITORIAL: Grijalbo
ISBN: 978-84-253-4765-8
Autor: Paul Cleave
Páginas: 427

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te tendremos al tanto de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Lost Password

Register

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te informaremos de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.