Share This Post

Libros de Terror

El ansia

elansia“El ansia” es la novela en la que se basó la película de culto interpretada por Catherine Deneuve, Susan Sarandon y David Bowie que marcó a muchos espectadores en una época en la que el cine aún tenía esa cualidad. La sinopsis proporcionada por La Factoría de Ideas nos dice lo siguiente: “Miriam Blaylock, rica y hermosa, vive una vida regalada en Manhattan, tiene un esposo al que adora, antigüedades de valor incalculable y magníficas rosas. Pero John Blaylock, como todos sus amantes anteriores, empieza de repente a envejecer. En apenas una noche su cuerpo revela la verdad: John tiene cerca de doscientos años. Temiendo la terrible soledad dé la eternidad, Miriam encuentra a una nueva pareja: Sarah Roberts, una joven y brillante investigadora del sueño que ha descubierto el factor sanguíneo que controla el envejecimiento y que podría contener el secreto de la inmortalidad. Miriam ansía desesperadamente a Sarah, por ella y por su conocimiento, pero para conseguirla tendrá que destruir el amor de Sarah por el doctor Tom Haver, quien descubrirá que su enemigo no es como cualquier otra mujer que haya existido jamás.”

El autor de la novela es Louis Whitley Strieber, un escritor estadounidense nacido el 13 de junio de 1945 en San Antonio, Texas. Fue alumno del Central Catholic Marianist High School en San Antonio, posteriormente de la Universidad de Texas en Austin y por último de la London School of Film Technique, donde se graduó en el año 1968. A pesar de que su trabajo comenzó en varias empresas de publicidad en una de las cuales llegó a ser vicepresidente, se retiró en el año 1977 para poder convertirse en escritor a tiempo completo. La primera novela que publicó fue “El despertar de los lobos” (“The wolfen”, 1978) llevada al cine con el título de “Lobos humanos” (“Wolfen”, Michael Wadleigh, 1981) y la que hoy estamos comentando: “El ansia” (“The hunger”, 1981), adaptada a la gran pantalla de forma homónima (“The hunger”, Tony Scott, 1983). En este mismo género escribió “Black magic” (1982) y “The night church” (1983). En el género de ficción comenzó con “Warday” (1984) una novela sobre los peligros de una guerra nuclear y sólo un año después publicó “Wolf of shadows” (1985) una oscura novela ambientada tras un invierno nuclear.

Como colofón a su obra sobre catástrofes, en 1986 publicó “Nature’s end” que gira en torno a un apocalipsis medioambiental. En clave fantástica publicó “Catmagic” (1986) y en el género de suspense cuenta con “Billy” (1990), “The wild” (1991), “Unholy fire” (1992) y “The forbidden zone” (1993). Sus relatos cortos fueron recopilados en 1997 en un libro titulado “Evenings with demons”. Colaboró en “The coming global superstorm” (1999), que fue adaptada como “El día de mañana” (“The day after tomorrow”, Roland Emmerich, 2004) para el cine y que Strieber novelizó posteriormente. En los años 2001 y 2002 publica las siguientes partes de “El ansia” tituladas “The last vampire” y “Lilith’s dream: A tale of the vampire life”, respectivamente. Su última novela, “2012” tiene una sinopsis fascinante: “La Pirámide de Giza explota junto con el resto de los monumentos más antiguos del planeta y de los escombros surgen gigantescas lentes. La Tierra está siendo invadida por seres de otro mundo. Si nadie lo evita, el 21 de diciembre de 2012, se abrirán portales en distintos puntos de la Tierra y una raza de invasores esclavizará a la humanidad.”

Strieber fue centro de una gran polémica cuando declaró que el 26 de diciembre de 1985 fue abducido de su habitación por entidades a los que denominó “los visitantes”. La experiencia fue relatada en su libro “Communion” (1987) y supuso un revuelo impensable. El propio Strieber colaboró en el guion de la película homónima (Philippe Mora, 1989) rodada a partir del libro. Los casos de supuestos abducidos comenzaron a hacerse públicos por centenares. La alarma cundió de tal forma que Strieber tuvo que declarar que no estaba seguro de la veracidad de su experiencia. No obstante, escribió varios libros sobre alienígenas con un trasfondo más o menos real: “Transformation” (1988), “Breakthrough” (1995) y “The secret school” (1996). “Majestic” (1989), analiza el incidente de Roswell, “Confirmation” (1998) estudia los testimonios y evidencias ovnis, “The key” (2001) sobre un guía espiritual llamado “el maestro de la llave” y “The grays” (2006) que narra de forma ficticia un contacto con alienígenas. Tiene un libro acerca del simbolismo del Tarot de Marsella (el más clásico usado) y se titula “The Path” (2002), supuestamente inspirado en las enseñanzas de “el maestro de la llave”.

Pero regresemos a la novela de “El ansia”, el llamado “sensual y aterrador triángulo de amor vampírico de Whitley Strieber que cobra vida en esta novela clásica que ha saciado a millones de personas durante años”. Miriam Blaylock es una vampiro bella e inteligente cuya existencia se remonta miles de años atrás y cuyo precio le resulta insoportable: la soledad. Durante incontables siglos ha buscado una pareja con quien compartir su existencia sin fin convirtiendo a otros seres humanos en vampiros. Y pese a estos logran heredar sus habilidades especiales y algunas de sus limitaciones, ninguno dura más que un par de cientos de años. Tras ese tiempo, el tiempo se cobra el transcurso de años robados hasta un horrendo estado de descomposición en el que la víctima no está viva, pero tampoco ha muerto completamente, dado que la consciencia no les abandona en ningún momento. Incapaz de abandonar a sus amantes, Miriam los lleva consigo en ataúdes cada vez que cambia de residencia. El amor, quizá el remordimiento, la mueven a tenerlos siempre cercanos en una parodia horrenda de amor de pareja más allá de la muerte.

Su pareja actual, del que ha tomado el apellido, es el antaño atractivo John Blaylock que ha comenzado a marchas forzadas su proceso de degeneración. Asustada ante la idea de la soledad Miriam busca una pareja nueva mientras hace frente a la ira de John, incapaz de aceptar la muerte tras una vida tan especial como la que ha llevado. La elegida en un primer momento era su discípula Alice Cavender, a la que había seleccionado en un primer momento por sus aptitudes innatas para la música y su gran inteligencia a pesar de su juventud. No obstante descubre la existencia de la doctora Sarah Roberts, una cualificada científica que está trabajando en un proyecto científico para retrasar al máximo el envejecimiento en el cuerpo humano. Su gran éxito, por el momento, es Matusalén, un primate que ya ha vivido mucho más de lo que cabía esperar por su esperanza de vida natural. El deseo de Miriam por Sarah, tanto sexual como interesado, es más que comprensible: ¿qué mortal no desearía vivir más años o incluso para siempre? ¿Y qué sucedería si ese mismo experimento se realizara sobre alguien que, de por sí, va a vivir mucho más que una persona corriente?

La elección de Sarah Roberts no es del agrado de Tom Haver, compañero de trabajo de la doctora y que está locamente enamorado de ella. El peligroso triángulo amoroso queda, pues, servido. Ambos doctores tienen ocasión de investigar en profundidad la particular biología de la mujer, pero sus posturas y procedimientos son claramente distintos. Tom desea descifrar sus secretos más recónditos al precio que sea mientras que Sarah sólo parece preocupada en que la atractiva mujer sufra el menor daño posible, cegada ante los más que remarcables encantos de la vampiro. No obstante Miriam Blaylock no es un vampiro al uso, como los que podemos encontrar en la saga de “Crepúsculo” de Stephenie Meyer, o en las “Crónicas vampíricas” de Ann Rice. Ella no ha sido convertida por un vampiro anterior, sino que nació ya con esa condición formando parte de su ser. Su comportamiento es una extraña mezcla de humanidad e inhumanidad, pues es capaz de tratar a los seres humanos como meras vacas llenas de sangre de las que alimentarse al tiempo que sentir soledad y una tristeza como ninguna criatura humana podría llegar a comprender.

Pese a su manejo de los poderes del vampiro clásico asociados a su dominio sobre las criaturas inferiores a la humana, su punto débil es esa soledad tan intensa que la hace vulnerable al afecto y al amor. Miriam es el último vampiro, la última superviviente de su especie, y esa es una tragedia que también arde en su interior a lo largo de toda la novela. En realidad esto no es del todo exacto, tal y como se puede comprobar en las siguientes entregas de la saga escritas bastantes años después, pero en el momento de crear “El ansia” esa era la idea que Strieber tenía en mente. Como ya se ha comentado, Miriam es un vampiro de nacimiento, no creada. La novela señala que los vampiros son una raza diferente a la humana, con un aspecto físico idéntico y cuyo genoma está compuesto por sesenta y seis cromosomas (el ser humano tiene cuarenta y seis). Su estructura XXY hace del vampiro una criatura hermafrodita a nivel genético, lo que explica claramente su atracción por hombres y mujeres por igual. De forma contraria a la tradición no precisa ocultarse de la luz del sol, pero el fuego sí parece capaz de destruirla (dicho sea de paso, como a cualquier ser humano).

¿Y se trata realmente de una novela de terror? Una gran pregunta que no sé si sabré responder de manera correcta porque a pesar de que el gran protagonista es la vampiro, no hay un solo momento en el que el lector llegue a sentir el menor estremecimiento. Categorizarla dentro del drama fantástico sería más adecuado, ya que se encuentran presentes el amor, la muerte, la soledad, la pasión, el odio, la frustración y otros muchos sentimientos y emociones recubiertos todos y disimulados bajo la historia de un antiquísimo vampiro. Uno que tiene la facultad de sentir con una intensidad mayor a un ser humano. El estilo con el que Strieber nos presenta la obra es de un trasfondo argumental complejo pero con una gran facilidad de lectura que atrapa al lector desde el primer momento. Pese a ser, de alguna manera, deudora de
“Confesiones de un vampiro” (“Interview with the vampire”, Ann Rice, 1976) publicada cinco años antes, no hay un solo elemento de esta última presente en la primera de una forma tal que permita su identificación. Incluso “El ansia” contiene una belleza estética y trascendental mayor que la obra de Rice.

Me gustaría remarcar, como hago siempre que este libro aparece a colación, que una persona muy importante en mi vida se encontraba leyéndolo el día que la conocí. Este hecho añade para mí un valor sentimental aún mayor a una obra que de por sí es puro sentimiento, aunque sea sentimiento inhumano. Pero esa es una historia muy larga y quizá sea contada algún día, en otro sitio, dejando que el aura de su presencia inunde por completo alguno de mis textos. Terminando, la película fue adaptada al cine con gran acierto por el director británico Tony Scott y con un equipo de tres guionistas (James Costigan, Ivan Davis y Michael Thomas). Los protagonistas principales están interpretados por Catherine Deneuve, Susan Sarandon, David Bowie y Cliff De Young. Con una fotografía y una banda sonora impecable, un ritmo pausado, que no lento y un más que sensual toque erótico de delicada estética (fantástica la escena en la que las palomas alzan el vuelo y los cortinajes de seda se mecen al viento) “El ansia” es lo que se denomina una película de culto. Para los amantes de la música de los años 80, los primeros minutos son un videoclip de Bauhaus y su famoso “Bela Lugosi’s dead”.

Como siempre ha ocurrido con otras obras del mismo estilo y calidad, como “La cosa” (“The thing”, John Carpenter, 1982) o “Blade Runner” (Ridley Scott, 1982), “El ansia” fue muy mal recibida por la crítica de la época y, sin embargo, se ha convertido en película de culto, absolutamente imprescindible para los amantes del género.

Título: El ansia
EDITORIAL: La Factoría de Ideas
ISBN: 978-84-84218-67-8
Autor: Whitley Strieber
Páginas: 352

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te tendremos al tanto de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Lost Password

Register

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te informaremos de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.