Share This Post

Literatura Fantástica / Novela Histórica

El Reich africano

Portada El Reich Africano

Cuando leo una ucronía (y el Reich africano lo es), uno de los temores que me acechan es que le sirva al autor para hacerse una historia extraña en su cabeza y que cuando se le señalen incongruencias o hechos inverosímiles le baste con apuntar que es ciencia ficción y que esa trama es el desarrollo de la pregunta que él se hace sobre “Y si hubiese pasado ….”. Añado que leo en la promo que se considera a Guy Saville como un nuevo Robert Harris (espectacular su novela Patria), y me acecha de nuevo el temor que me surge cuando veo las comparaciones hacia escritores más consagrados, véase el ejemplo de los miles de nuevos Stephen King que hay por las estanterías. Pero tras terminar de leer El Reich africano puedo decir que sale muy bien parado y aunque las comparaciones a menudo son odiosas, en esta ocasión son merecidas.

Guy Saville nos propone en esta ucronía el hecho de que la guerra en África durante la SGM es ganada por los nazis e implantan un nuevo mapa político (que se puede ver en las primeras páginas de la novela y es digna de elogio la capacidad para plantear el escenario). Los demás países están a su merced, mientras estos intentan construir una autopista Panafricana para tener mayor control continental y ayuda en el transporte de los materiales minerales que extraen de las minas africanas. Y por supuesto, los derrotados países europeos y los habitantes del continente negro que se oponen a esta ocupación. Y será entonces cuando surja la misión de Burton Cole y su equipo.

La misión será asesinar a la persona que está al mando o supervisión de este estado, y cuando la cosa no salga como se había previsto, será en la huida cuando tendremos ocasión de ir pasando por diferentes decorados africanos, pudiendo de esta manera ver su nueva disposición política, y como los diferentes gobiernos maniobran para adaptarse a los nuevos tiempos. Por supuesto, Cole es un mercenario y tendremos escenas de persecuciones, acción, etc. dignas de una historia con trasfondo militar.

Curiosa me ha parecido, quizá solo me lo parezca a mí, la visualización que me venía a la mente sobre Hochburn, el personaje al que Cole debe matar y que por su histrionismo, fanatismo y exaltación se me asemeja al coronel Kurtz (personaje interpretado por Marlon Brando en Apocalipsis Now). Sobre todo cuando leáis la construcción que realiza en el patio del edificio donde tiene su despacho. Se suma a esta situación, el que Cole y Hochburn se conocen anteriormente y han tenido relación, y se aprovecha en la historia para darnos unos flash back para enterarnos de que ocurrió por aquel entonces.

Todos esos supuestos hechos que se desarrollan tras esa hipótesis de si Alemania hubiese ganado la guerra en el continente africano, son creíbles. Veremos la situación política y social que habría si la historia hubiese ocurrido de otra manera, cómo sería el mundo si en vez de una situación hubiese sucedido otra. Y aderezado por los momentos de aventura en la persecución que se hace de los mercenarios, de las escenas de acción y de los momentos de enfrentamiento entre ambos personajes, tendremos una buena historia, que se lee de manera fácil, entretenida y que pone los pelos de punta imaginando la situación y pensando en esos supuestos. Personajes históricos y momentos reales de la historia también se señalan, cosa que da mayor verosimilitud a la trama, y el autor juega con ellos enseñándonos una manera diferente de actuación, acorde a los nuevos hechos planteados.

Si Robert Harris planteaba en su novela que Hitler seguía dirigiendo los destinos de Alemania en el año 1964, y la investigación de unos asesinatos servían para que un policía se plantease la verdad de la ideología nazi, en El Reich africano nos trasladaremos a los años posteriores a la finalización de la segunda gran guerra y que el avance de Rommel no hubiese sido frenando, planteando la supremacía aria en el continente, sobre todo en la parte subsahariana. Y como hablaba al inicio, con buenas sensaciones lectoras, y si bien no convendría comparar al uno con el otro, en este caso, Saville obtiene buena nota.

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Lost Password

Register