Share This Post

Destacados / Ensayo

El Arte de la Guerra

El arte de la guerra

El Arte de la Guerra es el mejor libro de estrategia de todos los tiempos. Inspiró a Napoleón, a Maquiavelo, a Mao Tse Tung y muchas más figuras históricas. Este libro de dos mil quinientos años de antigüedad es uno de los más importantes textos clásicos chinos, en el que, a pesar del tiempo transcurrido, ninguna de sus máximas ha quedado anticuada, ni hay un solo consejo que hoy no sea útil. Pero la obra del general Sun Tzu no es únicamente un libro de práctica militar, sino un tratado que enseña la estrategia suprema de aplicar con sabiduría el conocimiento de la naturaleza humana en los momentos de confrontación. No es, por tanto, un libro sobre la guerra: es una obra para comprender las raíces de un conflicto y buscar una solución. “La mejor victoria es vencer sin combatir”, nos dice Sun Tzu, “y ésa es la distinción entre le hombre prudente y el ignorante”.

La obra de Sun Tzu llegó por primera vez a Europa en el periodo anterior a la Revolución Francesa, en forma de una breve traducción realizada por el sacerdote jesuita J.J.M. Amiot. En las diversas traducciones que se han hecho desde entonces se nombra ocasionalmente al autor como Sun ElartedelaguerraWu o Sun Tzi.

El núcleo de la filosofía de Sun Tzu sobre la guerra descansa en estos dos principios:

1. Todo el Arte de la Guerra se basa en el engaño.

2. El supremo Arte de la Guerra es someter al enemigo sin luchar.

Las ideas de Sun Tzu se extendieron por el resto de Asia hasta llegar a Japón. Los japoneses adoptaron rápidamente estas enseñanzas y, posiblemente, añadieron algunas de su propia cosecha. Hay constancia de que el principal libro japonés sobre el tema, “El libro de los Cinco Anillos”, está influido por la filosofía de Sun Tzu, ya que su autor, Miyamoto Mushashi, estudió el tratado de “El Arte de la Guerra” durante su formación como Samurai.

Habitualmente se hace referencia a las culturas orientales como culturas de estrategia y no es pequeña la influencia de Sun Tzu en este desarrollo cultural. Hoy en día, la filosofía del arte de la guerra ha ido más allá de los límites estrictamente militares, aplicándose a los negocios, los deportes, la diplomacia e incluso el comportamiento personal. Por ejemplo, muchas frases clave de los manuales modernos de gestión de empresas son prácticamente citas literales de la obra de Sun Tzu (cambiando, por ejemplo, ejército por empresa, o armamento por recursos, sin ir más lejos). Las ideas siguen siendo completamente válidas a pesar de los veinticinco siglos transcurridos desde que se escribieron.

Sun Tzu fue un general chino que vivió alrededor del siglo V antes de Cristo. La colección de ensayos sobre el arte de la guerra atribuida a Sun Tzu es el tratado más antiguo que se conoce sobre el tema. A pesar de su antigüedad, los consejos de Sun Tzu siguen manteniendo vigencia. Sun Tzu, personaje real o imaginario, parece ser que vivió los tiempos míticos de “los reinos combatientes”, hace más de veinticinco siglos, de los primeros tiempos de la China clásica.

Prácticamente no se conoce nada sobre él, pero el prestigio que posteriormente logró con sus escritos, lo han situado en un puesto de honor entre los tratadistas militares.

Puede muy bien considerarse la esencia concentrada de la sabiduría en lo referente a la conducción de la guerra. Buscando entre los teóricos militares del pasado, sólo podría hallarse en Clausewitz al único capaz, en cierto modo, de compararse a Sun Tzu.

Sus recomendaciones de gobierno siguen estando en el corazón de la construcción de los estados contemporáneos. Cuando habla del mando habla de una actitud política neutral por parte del líder que se entiende a sí mismo como un servidor del estado y no al estado como algo a su servicio. Cuando habla de disciplina se refiere mecanismos de premio y castigo claros, regulados y comprensibles que no se ven violados por la corrupción o la excepción nepotista, pero también al cuidado de la logística de modo que el ejército mismo sea percibido como el aprovisionador general. Cuando habla de la influencia moral lo entiende como la necesidad de los líderes de conseguir que los comunes “sean capaces de compartir la vida y la muerte con ellos sin temor alguno”.

Las advertencias y consejos que brinda el autor a través de sus trece capítulos son directas y huyen de retóricas adornadas y de comparaciones ornamentales. Para hacernos una idea, por ejemplo, algunos de sus capítulos llevan los siguientes títulos: la fuerza, las clases de terreno, la planificación del combate o el trato a los soldados.

Como he dicho al principio, no es un libro bélico: es más una manera de evitar o minimizar los conflictos.

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te tendremos al tanto de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.

Share This Post

1 Comment

  1. quiero terminar de leer este ensayo para comprender mejor el libro

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Lost Password

Register

Descubre más libros
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correos y te informaremos de nuestras novedades

Gracias por suscribirte.

Hummm pasó algo extraño.