Autor: Adrián Álvarez

Fluyan mis lágrimas dijo el policía

Desde que se decidieran a editar todo el Philip K. Dick que les fuera posible, habría que regalar a Minotauro una cesta de Navidad bien surtida todos los años porque uno nunca tiene suficiente de este genio. Lo único negativo de esta decisión es la incertidumbre que rodea al lanzamiento de nuevas ediciones (o re-edición, que se publicaron muchas novelas de este autor en el boom que la ciencia ficc...

Lost Password

Register